Artículos“La muerte de la cultura”

junio 12, 2022por CCA PUEBLA0

Dr. Silvino Vergara Nava

“¿Pero, la barbarie de la industria de la cultura,

de la cultura de la mass media, comunicadora

de la cultura nacional-occidental, va en verdad,

fatalmente, a terminar por sustituir a la cultura?”.

 

Bolívar Echeverría

 

El profesor Bolívar Echeverría ecuatoriano avecindado hasta su fallecimiento en México, y dicho sea de paso desestimado por la administración publica federal actual, preocupado este personaje por lo que sucede con los medios electrónicos, su influencia sobre la población, pero sobre todo, por el capitalismo voraz y devorador de todo, vaticinaba la muerte de la cultura, asumiendo que: “la sustitución de ella por la producción y el consumo de eventos de diversión y entretenimiento, programados para una sociedad convertida en simple espectadora de su propio destino” (Echeverría, Bolívar, “vuela de siglo” era, México, 2006).

Y es, precisamente, lo que esta sucediendo en la actualidad, vivimos como espectadores de nuestra propia vida y solamente contemplamos como se va consumiendo viendo la televisión que nos capacita para pastorear, es decir, para ser parte de un rebaño en un estadio pastoral, como lo describió Michael Foucault, por ello es que solamente decimos lo que el sistema desea que digamos, y opinamos lo que el sistema requiere que opinemos. Y tenemos prohibido opinar otra cosa, mas que nada, porque somos incapaces de opinar lo que la televisión o los medios masivos de comunicación no desea que opinemos, por ello es que Giovanni Sartori, hacia alusión del “homo vidents”, el hombre que solamente es visión, desde luego que hoy ya no es solamente la televisión, son los medios digitales los que han sustituido a la televisión, pues hoy es muy común saber que hay personas que no ven la televisión, pero desde luego que eso se sustituye por otros medios de comunicación digital y que siguen pensando lo que el sistema dicta.

Así, es que como espectadores solamente consumimos desde nuestro pensamiento, lo que el sistema permite que se piensa, como lo sostiene José Pablo Feinman: “somos pensados”, es decir, es el sistema el que pretende que pensemos, lo que el sistema requiere que pensemos, sin embargo surge la pregunta: ¿Qué es el sistema?, es desde luego el poder económico-comunicacional global, que es a quien se denomina como poder ideológico, que consiste a decir de Ermanno Vittale, el poder que permite dar las razones suficientes por las cuales debemos de comportarnos y de opinar de una determinada forma, por ello es que, ese poder que se ha monopolizado en el mundo, es el que determina, como lo sostenía Eduardo Galeano el escritor uruguayo, en determinar que ropa usamos, que comemos, por quien votamos, e incluso, hasta determinar la hora del día y de la noche, Por ello es que, ese poder se encuentra sobre los viejos Estados, es decir las naciones como el poder político fuerte en un determinado territorio, sin embargo, hoy ya no es así, pues sobre ese poder estatal se encuentra un poder superior, que es precisamente uno de carácter global, esto es el económico, que nos envía a nuestro subconsciente que no hay muchas alternativas en la perspectiva del mundo, que la inseguridad publica esta desbordada, que los partidos políticos no representan mas que a sus dirigentes, que no somos escuchados, que no hay alternativas mas que la economía voraz de mercado, que desde el lugar en donde nacimos no hay otra perspectiva para nosotros, que no hay remedio a nuestra situación económica, que las policías están desbordadas de impotencia, que no se puede hacer nada contra la corrupción, migración de la pobreza, desempleo, todo esto y mas es lo que influye en todos los días ese poder global, para que asumamos la posición de simples espectadores de nuestra vida, sentados en el sofá del conformismo, y anhelando que no seamos parte de la estadística de los asaltados, robados, muertos, desempleados etc., del día de mañana.

Pero para poder conformarnos como espectadores, desde luego que se necesita que la cultura propia haya muerto, es decir nuestro sentimiento sobre todo de solidaridad con los que nos rodean, de nuestra identidad, es decir de nuestra propia nacionalidad, de las costumbres y tradiciones con las cuales crecimos, y por ello es que, debe entre otras cosas, fomentarse la lectura, pero para que no se lea, se debe de imponer en las escuelas primarias y hasta las secundarias la lectura obligada para incentivar en los alumnos la ausencia de lectura, se debe de asumir que los medios de comunicación locales no se revisen, menos aun se lean los periódicos y diarios locales, pues estos en su contenido cuentan con noticias locales, tradiciones y costumbres propias que deben de ser abolidas y olvidadas por costumbres globales en la comida, en los artistas, en los espectáculos, en el consumo. Todo ello es permitir morir nuestra cultura, para sustituirla por una cultura de simples espectadores y sobre todo de consumidores.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

http://ccapuebla.com/wp-content/uploads/2021/07/LOGO-CCA-PUEBLA.png

SÍGUENOS

CONTÁCTANOS

(222) 2 40 09 86
(222) 2 37 51 92
(222) 2 11 09 25
(222) 2 94 87 53
(222) 2 94 87 54

ESTAMOS PARA SERVIRTE

Somos un Despacho de abogados especializados en el litigo fiscal y administrativo, con presencia en el Estado de Puebla, México, D. F. y Xalapa, Veracruz.

CCA Puebla © Todos los derechos reservados